LCDSEI
Hola, parece que andas paseando por el foro sin tener tu cuenta abierta, ¿qué esperas? Si ingresas a tu cuenta o te inscribes con nosotros tendrás abierto ante tí todo un mundo de Inuyasha y podrás disfrutar de muchas y variadas actividades.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Links de interés
──────────────────
───•Tumblr oficial
───•Facebook
───•Youtube
──────────────────
Navegación









MISION IMPOSIBLE "¡Dejame entrar en tu vida!"

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

MISION IMPOSIBLE "¡Dejame entrar en tu vida!"

Mensaje por amerika-kikio el Jue Sep 24, 2009 9:21 am

Recuerdo del primer mensaje :

a jajja XD!
ok vengo a hacer de las mias...
ni sikiera tengo..
-Amerik!!!
Inu¨!!!!
-espera --- ¿donde estabas?
En mi casa XD!
-Bueno.. te extrañe tanto ke no dire nada..
Ok... en ke estaba?
-Ejem.. coffelcoffffikcof..
A si!! les dejo el intro del new fik XD!!
no se cuando pueda volver.. tengo un trabajo y no se hasta cuando ande de new x aka asi ke esperen xfavos
los amo!! y los extraño!!!


MISION IMPOSIBLE

Agencia Shikon.
La mejor agencia de espias en todo el mundo, con el acceso a la mas alta tegnologia, con los mejores espias de todo el globo, donde todos y cada uno de ellos tienen un don que los hace sobresalir de los demas.
Donde Kagome ha decidido ir a cambiar su vida....

__________________________________

-¡Seshomaru! -gritaba ella -¡¿es que no sientes nada?!

-No entiendo...¿que quieres de mi?

-Yo... -ella lloraba -yo soy... aquella niña.
______________________________________

-Kagome te amo -le dijo dulcemente.

-Inuyasha yo... -deesvio la mirada -es que yo....
______________________________________

-Al fin eres mi esposa... te amo Kagome.

-Sessh-kun eres a quien le debo poder seguir con vida
________________________________________

-¡No! el esta vivo... -lloraba amargamente -¡el sigue vivo!

-¡Aceptalo! -le grito -mi hermano no esta... el se ha ido...

_________________________

-Amiga... tienes que dejar tu encierro.

-El era mi todo, el me salvo la vida cuando era una niña, el se convirtio en mi maestro y yo.. lo amaba...

.Kagome..
____________________________

Aquel joven de cabellos plateados se ha ido.. pero ¡es que es dificil enteder al amor!

-Kagome ¡escuchame!

-¡Dejame en paz!

-Yo te amo... y se que tu me amas.. -la abrazo -deja ir a mi hermano, dejalo descansar.

-Es que...
______________________________

Y aquella dulce chica se volvio una piedra y se encerro en su trabajo.

-Hagas lo que hagas... Inuyasha no te entregare mi corazon, ya no lo necesito.

-Pues sera el mas dificil de mis retos -le sonrio -nua mision casi imposible... ¡entrare en tu vida!

**************
*
*
*

Si ya se... es una ensalada pero
espero ke ldespues le entiendan...
se cuidan mucho los kiero!!!
bye
avatar
amerika-kikio
Sacerdotisa Hanyou
Sacerdotisa Hanyou

Femenino
Cantidad de envíos : 559
Edad : 24
Localización : Un dia por aqui... otro por alla...
Fecha de inscripción : 07/11/2008

http://www.metroflog.com/inu_pau

Volver arriba Ir abajo


CAPITULO 5

Mensaje por amerika-kikio el Mar Jun 22, 2010 11:50 am

*** MISION IMPOSIBLE ***




CAP 5:



La chica no habia podido dormir, se sentia sumergida en sus pensamientos, cada recuerdo que llegaba a su mente la hacia temblar, sentia el calor de las llamas, el ardor en sus ojos y su piel, entonces aquella sombra aparecia y luego esa inusual marca.

-Una luna en su frente…. –decia entre sueños –ayudame, Taisho sama.

Kagome habia pasado toda la noche practicando, desde su batalla con Sesshomaru no habia descansado ningun momento y eso a todos les preocupaba, el resultado habia sido una chica desvelada y un platinado burlon.

-¿A que se refiere? –preguntaba Sango mientras la observaba dormir.

-No lo se, quiza esta algo traumada –comentaba Miroku picando su mejilla (no lo pude evitar, tengo esa mania XD)

-Deberiamos irnos Miroku

-Espera quiza escuchemos algo importante.

De repente, kagome sintio la prescencia de los jóvenes pero como se encontraba perdida en sus pensamientos siguió sus instintos y cuando menos lo sintieron, kagome habia derribado a Miroku y tenia a Sango por el cuello.

-¡Kagome somos nosotros!

-¡Hey Kagome! –Miroku estaba asustado –tranquila, puedes matar a alguien sin darte cuenta.

En cuanto vio lo que habia hecho, se levanto y comenzo a pedir disculpas, los chicos pensaron que era normal por la falta de sueño y no se hablo mas del asunto. Pero Kagome no podía continuar así, entrenar era bueno pero el exceso la iba a acabar.

-¡Oye tú! –una voz familiar la llamó desde el pasillo.

-¿Qué quieres Sesshomaru? –preguntó algo desconcertada, después de todo el no hablaba nunca con ella.

-¿Otra vez entrenas?

-¿Te interesa? Debo mejorar, que mejor forma de hacerlo si no es entrenando mas.

-Pero te estás agotando y así no me sirves.

-¿Servirte? ¿Tengo cara de que o que?

-Lo digo en serio, ¿querías ser mi compañera no?

-Si.

-Soy el mejor de esta agencia, a mí me encargan las misiones más peligrosas y duras de todas, si tú estás conmigo como compañera entonces debes descansar.

-No puedo descansar…

-No te estoy preguntando si quieres –la tomó de los hombros –te lo estoy ordenando.

-¡A mi nadie me da órdenes!

Kagome se soltó del agarre y lo miró de forma penetrante, esos ojos que despertaban la curiosidad del ojidorado, los mimos ojos de aquella niña a la que tantas ganas del daban de ver últimamente.

-Mira Kagome…

-“Me llamo… ¿kagome? Ahora si está loco… -pensó la chica -¿Qué quieres?

-¿Tú que sabes de Naraku?

-Pues él es el jefe de muchas mafias, el mayor asesino y criminal de toda la historia y la principal prioridad para arrestar en esta institución.

-Entonces debes estar consiente de lo peligroso que es.

-Por supuesto.

-Si vas a ser mi compañera –hizo una mueca al decirlo –tienes que descansar, no sólo entrenar por que mis misiones siempre tendrán que ver con él y si tu mueres mi padre no me lo perdonará..

-¿Por qué?

-No sé que demonios tienes tú que te has ganado su cariño, desde la muerte de mi madre nadie había podido hacer feliz al gran Inutaisho hasta que tú llegaste.

La chica se quedó sin habla, jamás pensó que las cosas estuviera así, ella simplemente creía que así se comportaba su jefe con todos pero ahora lo veía más claro, el por qué siempre se comportaba tan atento con ella, se preocupaba y parecía importarle mucho a pesar de lo poco que se conocían, era demasiada información…

-Yo no…

-¿No sabías? –su actitud de siempre volvio (no!! Si iba tan bien! ) -pues es obvio que con tan poca inteligencia te hubieras dado cuenta.

-¡¿Qué dijiste?!

-Lo que escuchaste, mocosa tonta.

-Otra vez me llama mocosa, ¿Quién lo entiende? –la chica se sintió mareada, la falta de reposo comenzaba a hacerle efecto –Eres un…

Pero antes de terminar la frase, Kagome cayó rendida y de no ser por un acto reflejo del platinado que la sujeto a tiempo, se hibiera golpeado fuertemente…

-¡¿Pero que?! –se quedó impresionado al ver lo sucedido -¿y ahora que hago? ¿La dejo aquí? Mi padre se molestara pero, ¡yo no soy niñera de nadie!

Y ahí se encontraba un Sesshomaru con crisis de niñera (jajaja XD) y una Kagome desmayada en sus brazos cuando aparecieron Miroku y Sango y se quedaron impresionaron al descubrir la “escenita”

-Ves Sanguito –Miroku habló dramáticamente -¡y yo soy el pervertido!

-No digas estupideces Miroku –la mirada asesina de Sesshomaru lo congelo –esta tonta se desmayó y yo estaba cerca.

-Suena demasiado “extraño” –dijo Miroku.

-¿Quieres conservar tu vida verdad? –su voz era amenazante.

-¿Qué es lo que tiene ella? –Sango por fin había reaccionado -¿esta bien?

-No lo sé, la voy a llevar a su habitación, díganle a Rhin que venga.

-¡Si, señor!

Ambos chicos se echaron a correr, tanto por la urgencia de la situación como por el tono que había usado el ojidorado.

En pocos minutos se encontraba Rhin, Ayame y Sango alrededor de la chica mientras que el ojidorado estaba en una esquina esperando.

-¿Pero que espero? No debería importarme que demonios le pase, no es mi problema.

Rhin, que sabía de medicina inmediatamente conecto el suero al brazo de la chica y la comenzaron a hidratar, estaba muy demacrada, no había dormido en días y el agotamiento físico de tanto entrenar era tremendo.

-No debio excederse –se lamentaba Ayame –es que, debe descansar.

-Tal parece que siempre se esmera en ser la mejor –sango la miraba con preocupación.

Rhin se acercó a su amado padre, ella había notado cierto cambio en él y aunque no iba a decir nada, Sesshomaru ya se había dado cuenta de su reacción, la chica se acercó a él sin temor, estaba acostumbrada a su forma de ser.

-¿Taisho-sama?

-Dime Rhin –contestó monótonamente -¿pasa algo malo?

-Gracias señor, gracias por cuidar a Kagome.

-¿Qué has dicho? –se quedó allí, pasmado –yo no…

-Tal vez no fue su intención pero su nobleza siempre sale a fleto señor.

-Ay Rhin…

-Lo siento padre pero no puedo evitarlo…

-Sabes que no me agrada mostrarme así, lo hice una vez y fue un desastre.

-No debe ser así toda su vida –le dijo la chica con un toque de tristeza –las cosas mejoran, con el tiempo.

-Hace mucho que deje de creer en el tiempo.

Justo al terminar esa frase, Kagome comenzo a hablar dormida, sudaba y se restorcía por su estado, lo único que tenía en mente eran a sus padres, su muerte, su dolor, su salvador y…

-Sesshomaru-kun…

-¡¿Qué dijo?! –Ayame estaba al borde la histeria -¡kagome se ha vuelto loca!

-Tal vez esta delirando, después de todo, esto de entrenar comenzó inmediatamente después de combatir contra el joven Taisho.

-Si tienes razon.

Rhin miró a su padre que miraba con sumo interes a la chica, no le gustaba para nada esa clase de confianza que emanaba de la joven, su resplandor, su pureza le sacaban de quicio.

-Nadie puede ser tan bueno, todas las personas son iguales – se repetía una y otra vez.

Mientras que la chica de ojos chocolate revivía en su memoria una y otra vez aquel recuerdo tan doloroso.

-Es él, no tengo duda… mi ejemplo, mi inspiración, mi meta a seguir todos son uno mismo, todos son él… es una pena por que él no me ve como alguien fuerte, si no como un estorbo que no merece estar a su lado, que no es digna de él. –Kagome se estaba atormentando en sueños -¿Por qué? ¿Qué tengo que hacer para ser digna de su confianza?

Y el dolor en sueño seguía y no paraba, Sesshomaru no quería salir de esa habitación pero no entendía la razón, estaba comenzando a crear un lazo y eso no lo iba a permitir.

-¿Y esa quién se cree? No dejaré que se acerque tanto… no cometere el mismo error.
avatar
amerika-kikio
Sacerdotisa Hanyou
Sacerdotisa Hanyou

Femenino
Cantidad de envíos : 559
Edad : 24
Localización : Un dia por aqui... otro por alla...
Fecha de inscripción : 07/11/2008

http://www.metroflog.com/inu_pau

Volver arriba Ir abajo

CAPITULO 6

Mensaje por amerika-kikio el Mar Jun 22, 2010 11:52 am

CAPITULO 6.

Era de mañana, todas las demás chicas se había retirado a su habitación a descansar al ver que el platinado se retiraba, pero en cuanto ellas salieron él volvió a entrar, necesitaba saber que estaba bien.

-¡¿Qué es lo que pasa contigo Kagome?! –la chica aún debatía consigo misma, pero esta vez estaba reaccionando -¿Tú ser digna de él? No somos así, tenemos dignidad y no podemos rebajarnos de esa manera, en todo caso ¡es él quién debe ser digno de ti! Des pués de todo… Sesshomaru no es más que un gruñón amargado.

Kagome no se había dado cuenta de que hablaba dormida, sus ultimas palabras llegaron a oídos del platinado que estaba estupefacto por lo dicho.

-¡Esta niña! –se dijo molesto –Que fastidio y pérdida de tiempo… por una mocosa como tú, Kagome Higurashi.

Cuando la chica iba abriendo los ojos, miró hacia la puerta y sólo alcanzó a ver una caballera plateada salir de su habitación.

-¿Acaso él, estaba aquí? –se dijo a si misma, pero no tuvo tiempo de pensar nada más por que los demás entraron.

-¡Ya estas mejor Kagome! –gritó Sango –me tenía preocupada.

-¿Qué me paso?

-Pues te desmayaste por falta de descanso –Ayame comenzó a darle de comer como a una niña pequeña (ok me pasé ) –y pues…

-Mi padre te trajo hasta aquí y yo te puse el suero por que estabas mal y luego…

-¿Sesshomaru me trajo hasta aquí? –interrumpió Kagome impresionada –es broma.

-No, es verdad Kagome –le dijo Rhin sin importarle haber sido interrumpida –y pues como te decía el suero te lo puse y nos quedamos aquí hasta que mi padre se retiro y ya..

-¿Cuánto tiempo estuvo aquí? –se preguntaba –de seguro ha de estar burlándose en este momento, después de todo esto me hace parecer débil.

-Claro que no hija, -Inutaischo entró –ahora debes terminar de desayunar, gracias a la tecnología que poseemos estas mejor y tenemos que encargarnos de nuestra siguiente misión.

La chica lo observaba con ternura, recordaba las palabras del ojidorado y se sintió mejor, después de todo Sesshomaru no parecía ser tan malo y ella se sentía bien al ser tratada como alguien de una familia.

-Gracias a todos, bajo enseguida.

Al quedarse sola en la habitación comenzó a meditar sobre todo lo que había sucedido, habia sido tanto en tan poco tiempo que aún no caía en la cuenta. Después de haberse despejado se miró en es espejo y vio lo terrible que era su apariencia, estaba sumamente pálida, con ojeras y una cara de sueño (aaa se parece a mí en época de examenes XDD) así que se puso su traje de agente y se recogió el cabello, no sin darse antes un baño restaurador (seee eso ayuda mucho) y comer por que tenía mucha hambre y eso no lo podía ocultar.

Bajó con todos y en cuanto llegó allí percibio el ambiente sumamente tenso.

-Esto es raro, todos parecen impresionados, ¿Qué habrá pasado?

-¿Qué hacemos señor? Esto es una clara provocación.-decía Koga con rudeza –déje que Ayame y yo entremos al edificio, acabaremos con ellos sin sudar.

-Si señor, no habrá ningún problema.

-No los dejaré, -dijo Inutaisho con firmeza –los agentes fallecidos eran conocidos míos y no dejaré que los dañen a ustedes.

-Pero..

-He dicho que no y punto.

-¿Fallecidos? –Kagome se acercó a las pantallas -¿Qué sucedió?

-Bueno, como el mundo no puede detenerse por que tú no estás en tus 5 sentidos como deberías –Sesshomaru había comenzado el día –tuvimos unas cuantas bajas y estos “niños” aún no caen en la cuenta de que estamos casi en una guerra y es normal esta clase de brutalidad.

-¡A quién llamas niños? –Koga estaba exaltado –No todos somos de hielo como tú…

-Basta, padre por favor es sólo que,,, -La niña usaba esa mirada de piedad con su padre para darle a entender que estaba siendo duro.

-Como sea, ¿podrías aportar algo? –miró a la chica.

-Me está probando, quiere ver que tan sensible soy pero… -miró a la pantalla –he visto peores cosas.

-¿Y bien?

-Esto es algo fuera de lo común –comenzó a hablar con seguridad –si se tratara de una simple provocación no habrían sido tan violentos, esto va más allá.

-Continúa –Sesshomaru tenía toda su atención e la chica.

-Me refiero a que esto no fue obra de algún mafioso, esto es algo como un asesino en serie y un ataque de furia sin control.

-¿Tus fundamentos son…?

-La forma en que los asesinó, es muy desordenada y sin mensaje alguno.

-¿A que te refieres con mensaje? –preguntó Kohaku.

-Las mafias siempre dejan algún mensaje a la policía para dar a entender lo que desean y aquí –señalo las imágenes de los asesinados –sólo hay muestra de brutalidad.

Todos se quedaron pasmados al escuchar hablar a la chica, ni siquiera el mismo Sesshomaru hubiera podido dar tal explicación, tan concreta y sin rodeos; eso era lo que alimentaba aún más la curiosidad del platinado, el saber la razón de que la chica siempre quisiera dar lo mejor de sí, era hora de ver si su entrenamiento le había dado resultados.

-Necesitamos seguirle el rastro a Naraku, así que yo me haré cargo de esto…

-Sesshomaru-sama con todo respeto usted –comenzó a hablar Miroku –bueno…

-No pedí opiniones, sólo estoy avisando… ademas, tengo razon.

-Pues si hijo pero…

-No se preocupe señor, yo lo ayudaré –Kagome inmediatamente reaccionó –será algo fácil ademas, se supone que somos compañeros.

-Vaya, al menos si entendió el reto –pensó el ojidorado –como quieras, sólo no vayas a ser una carga.

-No te preocupes, pero te puedo decir lo mismo, espero y me sigas el paso.

El platinado estaba que ardía de rabia por dentro, ese descontrol y aturdimiento que la chica le provocaba lo hacía enfurecer pero no iba a mostrarle ni darle el gusto de verlo de esa manera, así que sólo dio media vuelta y comenzó a hacer su trabajo, sería una largo día.

-Bueno, entonces Kohaku y Rhin comenzarán a buscar a los aliados de Naraku para descartar sitios de localización, Sango y Miroku distribuyan lo que van a necesitar los demás y Koga y Ayame vayan con Kohaku y Rhin para ayudarlos en lo que necesiten.

-Si, señor.

Todos comenzaron a trabjaar, cuando la chica de cabellos azabache estuvo por salir el jefe la detuvo.

-Un favor Kagome, se paciente.

-No tiene que decírmelo señor.

La chica sonrío y salió rumbo a la biblioteca, tenía mucho que leer y analizar, entró con mucho cuidado para no molestar a cierto joven gruñón y se dedicó a hacer sus cosas en silencio, pasaron varias horas hasta que ambos se pararon al mismo de su lugar y se miraron algo desconcertados, por fin ambos hablaron se dieron cuenta de que su hallazgo había sido el mismo y al mismo tiempo.

-Entonces vámonos.

-Si…

Los dos, algo incómodos por la situación no hablaron en todo el camino, por un lado Kagome estaba algo sorprendida por la coincidencia y por otro Sesshomaru estaba satisfecho de ver que su compañera no era un tonta.

-Por lo menos está a mi nível –se dijo a si mismo –así no tendré contratiempos.

La chica iba en sus cosas, que no se dio cuenta de que estaban en la sala de armamento.

-Oye tú, mocosa.

-Al diablo con mi nombre, que importa –se dijo con enfado -¿Qué pasa?

-Escoge tu arma y o armas, como quieras, pero que te sean útiles para que no estorbes-

-Si claro, -dijo despreocupada hasta que… -¡¿pero qué?!



*************************

*

*

*

*

Ammmmmm ......

bueno ya.. lo prometido es deuda XDD!! see como no.. y pues despues de aventarme 30 caps de Inuyasha

llego la inspiracion XDD!!

ajam weeenu me retiro y muxas grax Auki y no te desanimes solo es cuestion de concentracion

para excentar n_n

los kiero!!!!!

y no le pegues tan duro a inu.. no podemos evitar ke sea como es XD



-oye!



Ajamm no le hagas caso XDD!!

bye
avatar
amerika-kikio
Sacerdotisa Hanyou
Sacerdotisa Hanyou

Femenino
Cantidad de envíos : 559
Edad : 24
Localización : Un dia por aqui... otro por alla...
Fecha de inscripción : 07/11/2008

http://www.metroflog.com/inu_pau

Volver arriba Ir abajo

Re: MISION IMPOSIBLE "¡Dejame entrar en tu vida!"

Mensaje por MikoAucarod el Mar Jun 22, 2010 2:00 pm

NO SE VALE!!!

- Auki está enojada!

-Oh, no es nada, Rinne-kun

-¬¬ QUÉ?! Ahora también ese mequetrefe está aquí?!

-¬¬ Bueno, es que aaaaalguien, no diré su nombre pero sus iniciales son "Inu" y su nombre termina con "yasha" no se dignaba a... a...

-¬¬ A ver, cuál es tu excusa ahora?

-Inuyasha, Auki, no creo que este sea el momento de discutir

-Amor oh sí, Rinne-kun, lo que digas

-¬¬ AUCAROD!!


XDDD Ok... no se de dónde me salió eso pero eso salió jajajajaja en fin, no se vale!! Trajiste dos excelentes episodios y me dejas picada!!!! Llorar Dios!!! me muero por ver la continuación =D espero pronto la traigas ^^ por cierto, moví los mensajes al fanfic =) para no confundirnos ^^ sigue así Amerika!! y sí, Inu es como es... lo amo tanto!!! ^^

-¬¬ si así fuera este niño no estaría aquí.

-... bueno, es que como que platicar solamente contigo se volvía algo monótono y me aburro sola, así que también de vez en cuando Rinne nos acompaña =)

-Solo viene porque le das de comer gratis!

-Tú también lo haces!

-...muchachos... Ups


xDDD

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
avatar
MikoAucarod

Sacerdotisa - Administradora
Sacerdotisa - Administradora

Femenino
Cantidad de envíos : 3785
Edad : 28
Localización : Nuevo León, México
Fecha de inscripción : 04/11/2008

http://lcdsei.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

capitulo 7

Mensaje por amerika-kikio el Sáb Ago 21, 2010 6:24 pm

***MISION IMPOSIBLE***

CAPITULO 7
Era inmensamente enorme y lleno de toda clase de cosas que la chica había podido imaginar, tenía una idea de lo grande y completo que debía ser el arsenal de la agencia pero realmente estaba impresionada, sus ojos brillaban con suma intensidad y aunque intentó controlarse frente al platinado, éste ya se había dado cuenta del asombro causado en ella; tan sólo se limitó a negar con la cabeza y comenzó a elegir: pistolas, dagas, cuchillos, municiones, mientras que Kagome aparte de esas mismas cosas, tomó una pequeña ballesta y sus respectivas flechas (que clásico XD), ambos partieron hacia el lugar donde creían iban a encontrar más respuestas.
-Sígueme, -le ordeno Sesshomaru –tú irás atrás de mí para que me cubras.
-Sería más fácil que me dijeras que para que no te estorbe –le dijo algo molesta.
-Te le estoy diciendo de la mejor manera –la miro serio –además tu percepción es un poco mejor que la mía, necesito alguien que me cubra la espalda.
-¿Está siendo sincero? Entonces realmente confia en mí… -pensaba –esta bien.
-Vamos…
Los dos entraron a un pequeño edificio que se encontraba en las afueras de la ciudad, ambos se habían dado cuenta de que en el lugar del homicidio había dejado rastros de tierra y hojas, las cuales sólo crecían al sur de la ciudad y en una zona específica, ese había sido el detalle, y el lugar estaba poco habitado, la zona ideal para que un asesino se escondiera.
-Sesshomaru… -Kagome necesitaba escucharlo, por alguna razón ya se había acostumbrado a la presencia de Sesshomaru, necesitaba saber que estaba allí, a su lado.
-¿Dime? –el platinado no quería dar señales de que estaban allí pero también quería escucharla, necesitaba sentir su voz.
-¿por qué siempre eres así? –las preguntas salían sin control, la chica sabía su imprudencia pero no podía sentir curiosidad.
-Por que la vida me enseñó que no puedo confiar en nadie.
-Su mirada cambio, -pensó la chica –alguien debió decepcionarlo, o tal vez sea otra cosa…
-Oye, pon atención –el ojidorado comenzaba a sentir una sensación de alerta –estamos llegando al fondo del lugar.
-Me iré por la derecha.
-No, tienes que estar cerca, es tu primera misión y no quiero heridos ni contratiempos.
-No te preocupes... no pasará nada
La joven no dijo más y siguió su camino, el platinado quería seguirla pero sabía que entre más rápido terminaran con esto sería mejor, así que el también tomó su dirección y comenzaron cada uno a explorar los cuartos, no sabían que iban a encontrar, pero nada sería bueno.
Al poco rato, Kagome dio con una sala llena de monitores y teclados, un cuarto de grabación o algo así, comenzó a buscar pistas, algo que le diera el nombre del dueño, que la hiciera saber que era todo esto.
-Vamos Kagome, debe haber algo que pueda servir –se decía una y otra vez.
Y de entre los archivos, encontró una foto que la dejo impresionada.
-¡Esto es increíble! –dijo sosteniéndola.
-¿Qué haces aquí?
Un joven apareció en la puerta, sostenía una pistola y estaba cubierto de sangre, su mirada estaba perdida y fuera de sí, era él sin duda.
-¿Quién eres tú? –volvió a decir.
-Yo…
Kagome intentó sacar su arma pero el hombre la sujetó con violencia al instante y la puso de rodillas.
-Eres de la agencia Shikon –dijo con desprecio.
-Tú… eres el asesino de los demás agentes
-Vaya… eres muy lista.
-¡Suéltame ahora mismo!-la chica comenzó a luchar pero era en vano.
-Eres muy escandalosa…
-¡Te digo que me sueltes! –le dio un golpe en las costillas y él se fue al suelo –Tu nombre… ¡tu nombre ahora!
-No te incumbe…
Entonces el hombre lanzó un dardo y la chica cayó inconsciente al instante, el hombre se limitó a sonreír y la arrastro hacia otra habitación.
Justo al desaparecer de allí, Sesshomaru entro a la misma habitación.
-¿Dónde te metiste Kagome? ¿Dónde?
La preocupación comenzaba a embargarlo, era algo extraño pero no podía evitarlo, quería saber que estaba bien y eso no fue exactamente lo que vio al observar bien el cuarto en el que estaba.
-¡No puede ser!
El monitor lo mostraba claramente al encenderlo, el hombre había grabado cada uno de los asesinatos para poderlos ver nuevamente, eran tantos agentes, tantas muertes provocadas por la misma personas y lo peor es que los demás monitores mostraban cámaras en todo el edificio.
-Ese maldito sabía que estábamos aquí… ¡no puede ser! ¡tiene a Kagome!
El platinado iba a salir corriendo a buscarla cuando piso la fotografía y al ver la imagen se impresiono, era su padre y…
-Bankotsu… -tomó el celular –contesta padre…
-Habla Inutaisho.
-Padre Bankotsu tiene a Kagome.
-¿¡que dijiste!?
-El maldito sabía que estábamos aquí…
-Espera… dime donde estas…
-No, no quiero que intervengas, sólo quería que supieras y me dijeras cuánto tiempo tengo.
-No lo sé… depende, si Kagome lo hizo enojar lo más seguro es que tengas menos de 20 min. para hacer algo.
-Entonces te llamo en 20 minutos.
-¡espera Sesshomaru! Tienes qu….
Pero el joven colgó al instante, tenía que encontrarla antes de que fuera tarde, él ya conocía a Bankotsu.
-No esperará mucho tiempo, la última vez logró huir de mí, pero ahora no seré tan compasivo.
Mientras Sesshomaru intentaba encontrar a Kagome, el jefe Inutaisho estaba inquieto, saber que su nueva “hija” estaba en peligro y en manos del terrible Bankotsu no lo dejaba ni respirar, tenía que hacer algo.
-¡Kohaku!
-Si señor… (y cómo llegó tan rápido o.O)
-Necesito que me des la localización de Sesshomaru y de Kagome, dile a Sango y Miroku que estén listos para acompañarme.
-Si, ahora mismo.
El grupo se puso a trabajar, todos conocían la magnitud del peligro y necesitaban estar listos.

Todo era oscuridad y confusión, la chica no tenía sentido de la percepción por lo drogada que estaba, no podía creer lo fácil que la había capturado, se sentia tan débil, tan humillada a pesar de no poder pensar bien las cosas.
-De seguro Sesshomaru se burlará de mí… no puedo creer que descuidada fui…
Y de repente la oscuridad desaparecio y fue reemplazada por una luz cegadora y un rostro malvado que la observaba.
-Tu…
-Kagome Higurashi ¿cierto?
-¿Qué quieres?
-Aún estando en la posición en la que estás no pierdes tu altaneria…
-No tengo pensado cambiar mi forma de ser sólo por mi desventaja, no creo que sea necesario y menos tratándose de alguien tan bajo como un asesino.
-No te pases mocosa…
-Creeme, he vistos peores cosas y he sufrido también cosas peores, no tienes con que hacerme temer… -la chica intentaba hacerlo enojar para ganar tiempo.
-Bueno… tal parece que Sesshomaru no puede esperar.
Bankotsu le mostró la pantalla, el platinado estaba a dos pisos del lugar, por un lado le daba algo de esperanza pero algo no estaba bien.
-Parece muy tranquilo –necesitaba saber más de él -¿por qué asesinaste a mis compañeros?
El malvado sólo se limito a sonreír y salió de la habitación.

************

*
**

yo lo se....
me tardo demasiado...
gomen...
de verdad pero es ke la escuela!!!
T_T
avatar
amerika-kikio
Sacerdotisa Hanyou
Sacerdotisa Hanyou

Femenino
Cantidad de envíos : 559
Edad : 24
Localización : Un dia por aqui... otro por alla...
Fecha de inscripción : 07/11/2008

http://www.metroflog.com/inu_pau

Volver arriba Ir abajo

Re: MISION IMPOSIBLE "¡Dejame entrar en tu vida!"

Mensaje por MikoAucarod el Sáb Ago 21, 2010 7:27 pm

Calma Amerika!!! comprendemos!!! =D y el episodio ha sido muy bueno la verdad me has dejado intrigada (extrañaba leerte!!! ToT!) =D Para cuando puedas, aquí estaremos esperando la continuación ^^ abrazos y animo con la escuela!!!

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
avatar
MikoAucarod

Sacerdotisa - Administradora
Sacerdotisa - Administradora

Femenino
Cantidad de envíos : 3785
Edad : 28
Localización : Nuevo León, México
Fecha de inscripción : 04/11/2008

http://lcdsei.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

capitulo 8

Mensaje por amerika-kikio el Vie Ago 27, 2010 6:35 pm

***MISION IMPOSIBLE***

CAP 8.
Kagome estaba muy preocupáda, la forma en la que había reaccionado el criminal no le agrada en lo absoluto, eso no era nada normal, ella sabía de psicología y esa actitud le hacía pensar que algo estaba tramando y no era nada bueno pero no podía hacer algo en el estado lamentable en el que se encontraba.
Y así pasaron unos minutos que le parecieron eternos, que no podía dejar de contar, esos 7 minutos fueron demasiado largos y no dejaba de contar cuando quedó pretificada con lo que veían sus ojos, una placa parecida a la suya, un uniforme exactamente igual al suyo, la fotografía de Inutaisho cortada y casi irreconocible, papeles, información de los miembros de la academia Shikon y lo que ya había sido aceptados como miembros de la agencia misma, y lo que más destacaba entre esos papeles era la más reciente información.
-Sesshomaru y yo… ¿Por qué?
-¿Por qué dices? –el malvado ser apareció –por que ustedes son el mayor peligro, los demás son cosas fácil.
-Yo no llevo mucho tiempo en la agencia, ¿Cómo puedes saber de mí?
-Mi trabajo es investigar, es mi don y soy muy bueno es eso, alguien con tus dotes e historial es necesario que esté en la Agencia y obviamente el lugar más adecuado es al lado del hijo del jefe.
-¿Qué te hizo Inutaisho? ¿Por qué lo odias tanto?
-Por que no me aceptó como su agente, el maldito no quiso hacerme la prueba, dijo que era bueno pero no lo suficiente para el puesto que quería, entonces le dije que me dejara luchar contra uno de sus hijos y perdí.
-¿Hijos?
-Inuyasha y Sesshomaru Taisho, los dos fueron mis contrincantes y los dos me derrotaron, pero el más cruel fue Sesshomaru, el casi me mata, dijo que si quería demostrar que era el mejor tenía que sangrar miles de veces para merecer esa placa, que no valía nada, que sólo era un insecto.
-Esa no es razón para matar a los demás…
-¡Claro que si! –el criminal la tomo por le cuello –esos malditos se burlaron de mí, dijeron que sólo era un maniatico de los libros y los datos, me dijeron que era una pérdida de tiempo y me restregaron sus placas recién obtenidas, todos merecían la muerte, todos y sólo me falta el desgraciado de Sesshomaru.
-Argg… -kagome no podía respirar –suel..ta..me.
-Te pareces tanto en su forma de ser… ¡no los soporto!
En ese instante, Bankotsu tomo un aparato extraño, lo encendió y todo el lugar se lleno de humo tóxico, la chica sentía mareos y estaba por perder el conocimiento, entonces el hombre la miro.
-Sesshomaru tendrá lo que merece, en aquel tiempo esa mujer lo dejó por otro, se volvío de hielo y ahora que tiene a una chica linda como tu o mas bien tenía… es una lástima que vaya a perderla por débil.
-¡Infeliz! No soy débil… puedo hacer mucho más… vamos kagome, piensa… piensa….
Pero por más que daba vueltas su cabeza, no encontraba una forma de salir del lugar, sólo alcanzó a ver como el hombre se marchaba con un arma mientras ella intentaba seguir conciente.

Inutaisho conducía a toda velocidad por entre las calles, no tenía dudas de que su hijo era capaz de hacerle pagar sus fechorías a Bankotsu pero estaba inquieto por Kagome, ella no conocía nada sobre ese criminal y era algo peligroso, una vez que había conseguido los datos, todo el equipo y él salieron en busca de la pareja.
Ayame y Koga seguían buscando a Naraku, Rhin y Kohaku iban en una van recopilando los datos con ellos, mientras que Miroku y Sango acompañaban a Inutaisho. Todos con rapidez, tratando de llegar a su correspondiente destino, sin que hubiese un herido.
-¡Tenemos que llegar rapido! –decía el jefe –no quiero más pérdidas.
-Señor hacemos lo posible –le contestaba Miroku –sea como sea, llegaremos, además ellos son fuertes.
-No dejaran que les pase nada señor –Sango lo decía mas para ella que para nadie.

Sesshomaru mientras tanto, seguía dando vueltas por los pasillos, todo eso se le hacía tan familiar, sólo que aquel suceso a tenía 3 años de haber sucedido, y la historia era totalmente distinta, había transcurrido 18 minutos y no estaba seguro de lograr su cometido, justo en ese instante sintió un arma en su cabeza.
-Vaya Sesshomaru, tu posición no debe ser muy comoda –dijo sonriendo el criminal.
-¿Dónde Kagome? –le pregunto con voz monotona.
-La chica ya casi muere, mi gas venenoso es potente.
-Dime donde está y quedas vivo….
-Siempre tan directo, frío e insensible a la situación, dime, ¿Cómo va tu vida amorosa?
-Estúpido…
En ese instante, el platinado dio la vuelta, tomo el arma de Bankotsu y le rompió el brazo, lo que no esperaba era que él le arrojara una bomba con el mismo gas que estaba matando a Kagome en esos instantes.
-Infeliz, tan tramposo como el mismo Naraku, ¿no me digas que estas de su lado?
-Así es sabelotodo, por cierto… -su risa no desaparecía –Kikio y Kagura les mandan saludos a ti y a tu hermano.
-¿No me digas? ¿Siguen siendo tan cínicas como siempre?
-Bueno… Kagura te manda un beso…
-¡No digas estupideces!
Mientras Sesshomaru tenía un combate cuerpo a cuerpo con el criminal, Kagome luchaba por no morir.
-Vamos Kagome, vamos… observa alrededor, debe haber algo que te ayude.
Entonces recordo que llevaba su cuchillo de mano en un costado, haciendo lo imposible, logro doblarse sobre si misma para alcanzar su una de sus manos el arma y cortar la cuerda pero ya se habían cumplido los 20 minutos, justo al llegar a la salida, Kagome se desmayo respirando muy lentamente, su corazón luchaba por latir y su mente no quería perder…
.-Sesshomaru…
En esos insntantes, lo recordó todo, su pasado, sus estudios, tantas noches practicando para ser la mejor, pare merecer ser digna de su mirar, todo… su recién llegada a la Agencia, su plan para darle a entender al platinado que no podía tratar así a la gente, todo... era algo por lo que le hubiera gustado seguir luchando, lo que la impulsaba a continuar sonriendo.

Y Sesshomaru seguían recibiendo golpes y repartiendolos también, estaba haciendo llegar al límite a Bankotsu, ya lo notaba fatigado desde hacía un rato, solo un poco mas y caería…
-No tengo todo el día, esa niña ya debe haber muerto… -el platinado no podía concentrarse -¡¿pero que estoy diciendo?! Kagome no se rendiría así de fácil…
-Sesshomaru no te distraigas!
Entonces un puñal hirio el costado del platinado y este cayo al suelo sangrando, se levanto pero recibió un golpe en el estomago y luego otro en la espalda.
-¿Piensas en la chica? No lo hagas… morirás por tus poca concentración..
-Callate…
-Tus máscaras de hielo ya no hacen efecto sobre mi…
El metal frío de la pistola tocó la frente del ojidora y él aún sin inmutarse siquiera, intentó volver a hacer lo de un principio..
-No funcionara ahora…
Y esquivo el ataque y disparo al brazo, entonces al caer observo el cuerpo de la chica de ojos chocolate en el suelo, se arrastro hacia ella y la jalo hacia fuera.
-Espero que no mueras Kagome, sería muy estúpido de su parte.
Sin saberlo, Sesshomaru había recupera su concentración y fuerza al verla allí, aun estaba inquieto por verla en ese estado pero sabía dentro de sí mismo que ella estaba bien, o al menos necesitaba pensarlo para terminar la batalla…
-Cometiste un error al traerme hasta aca y hacerle esto a mi compañera Bankotsu, mi padre no te perdonara lo que hiciste…
-¿Crees que le temo a Inutaisho?
-No lo se… pero deberias temer de mí…
El platinado se levanto sin saber cómo y se lanzo contra el criminal con todas sus fuerzas, golpes y puños que chocaban contra la piel fieramente y sin dudar, descargaba toda la rabia que sabía que estaba dentro de sí.
-¿Kagura y Kikyo no?
-Así es… se que las recuerdas muy bien…
-Las dos se iran al infieron junto contigo…
-No me hagas… -Bankotsu recibia un golpe tras otro –no me hagas reir…
Como todo un tramposo, el hombre tomo el cuerpo de Kagome en sus brazos y le apunto con otra arma (y donde le caben tantas? XD! ), entonces el platinado paro en seco.
-¿Lo oyes verdad? –la señalo –aún respira, pero no por mucho.
-Déjala, si le haces algo te matera tan lentamente que querrás suicidarte antes de que termine…
-No sentira nada, lo prometo.
Sesshomaru corrío hacia Bankotsu y éste se burló, en esos instantes Inutaisho bajaba de la camioneta con los demás cuando un disparo sordo resono en la habitación del edificio…y luego el silencio los sobrecogio a todos………
*****************
*
***

a jajaja odienme!!
naaaa los extraño
y grax auki!!
mis nuevas materias me matan pero
me fascinan!!
soy una masokista XDDD!!
espero traer la conti pronto
n_n
avatar
amerika-kikio
Sacerdotisa Hanyou
Sacerdotisa Hanyou

Femenino
Cantidad de envíos : 559
Edad : 24
Localización : Un dia por aqui... otro por alla...
Fecha de inscripción : 07/11/2008

http://www.metroflog.com/inu_pau

Volver arriba Ir abajo

Re: MISION IMPOSIBLE "¡Dejame entrar en tu vida!"

Mensaje por MikoAucarod el Vie Ago 27, 2010 11:04 pm

AY DIOS!!!! AMERIKA!! XDD Te pasaste, cómo lo dejas así?! jaajjajaja bueno, a ver qué sucede, Amor espero la conti!

Suerte con tus materias, Amerika!! =D

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
avatar
MikoAucarod

Sacerdotisa - Administradora
Sacerdotisa - Administradora

Femenino
Cantidad de envíos : 3785
Edad : 28
Localización : Nuevo León, México
Fecha de inscripción : 04/11/2008

http://lcdsei.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

CAPITULO 9

Mensaje por amerika-kikio el Sáb Sep 04, 2010 8:12 pm

****MISION IMPOSIBLE****

Había sangre por todos lados, Inutaisho corrío junto con lo demás lo más rápido que pudo, al entrar vieron algo que jamás creyeron que verían… no de nuevo.
-Sesshomaru
-Kagome…
-¡ese infeliz! –gritó Inutaisho.
-Señor, esta muerto –dijo Sango –al parecer Kagome logró dispararle en la cien.
-¿Y como está ella?
-Señor….-Sango estaba sorprendida –ni Kagome ni Sesshomaru están respirando.
-¡trae la camioneta y vámonos a la agencia.
-Miroku carga a Kagome, yo me encargo de Sesshomaru.
-Maldito Bankotsu –dijo Inutaisho apretando los puños, ardía en rabia –si ellos mueren, ojala y te pudras en el infierno.
Todos se movieron rápidamente, Sango y Miroku conectaron a ambos chicos a los aparatos correspondientes y comenzaron a realizar los estudios necesarios para que pudieran salvarlos, la situación se veía muy difícil en especial para la chica puesto que llevaba más tiempo bajo los efectos de aquel gas venenoso, Inutaisho daban vueltas de un lado hacia otro, preocupado, atormentado, no sabía si ellos serían suficientes para detener a Naraku puesto que éste cada vez tenía aliados más poderosos.
-Avísenme cualquier cambio, debo hacer algo –dijo el jefe dando media vuelta.
Entró a su antigua oficina y tomo un celular que estaba abandonado, suspiró cansado y llamó, necesitaba su regreso, al menos por un tiempo y esperaba que él lo entendiera.
-¿Hola? Si soy yo, por favor regresa, Sesshomaru está muy mal y temo que ocurra una desgracia, te necesita, sólo tú puedes ayudarlo.
El hombre colgó el teléfono y cayó rendido en su silla, esperaba recibir ayuda, si no.. no estaba seguro de que hacer.
De repente, Inutaisho escuchó unos gritos, era Sango.
-¡te digo que esperes! ¡no puedes caminar muy bien!
-¡Dejame! ¡me siento mejor!
-¡Sesshomaru!
Por fin el platinado había despertado, la tecnología con la que contaba la agencia había logrado hacerlo mejorar en cuestión de pocas horas pero…
-Padre Kagome está muy mal… -el chico desvió su mirada –no debí dejarla ir conmigo.
-Entremos al despacho hijo –el jefe miró a Sango –no te preocupes, estará bien.
-Pero señor, puede recaer y …
-Sango, estamos hablando de mí –le dijo el platinado en tono serio –no puedo caer tan fácilmente y necesito hacer algo por Kagome.
-Está bien Sesshomaru.
La chica había notado la mirada del ojidorado, ahora era diferente, intentaba guardar su misma imagen pero el brillo de sus ojos parecía encendido, cálido, era como si la presencia de Kagome le hubiera llenado y ahora que estaba por perderla comenzaba a valorarla.
-¿Qué pasó hijo?
-Nos separamos unos minutos y luego… el infeliz de Bankotsu apareció detrás de mí y me apuntó, luchamos durante un rato y luego vi a Kag en el piso inconsciente, me lanzo un gas que de seguro es el mimos que la está matando y luego seguimos luchando hasta que el muy tramposo tomo el cuerpo de Kagome y le apunto.
Sesshomaru golpeó el escritorio con mucha fuerza.
-No sé como lo consiguió, pero esa niña volvió en sí unos minutos y le disparó mientras me miraba tan calmada y luego el infeliz este me inyectó no se qué y caí al suelo, fue i culpa, debí entrenar más con ella y ahora…
-Sesshomaru cálmate un poco.
-¡No! –el platinado se mostraba fúrico –ese maldito me dijo que estaba del lado de Naraku y que Kagura y Kikyo nos mandaban saludos, esa hipocresía, ¡odio a ese infeliz!
-En estos momentos lo que importa es curar a Kagome.
-¿Sigue viva? –el joven levantó su mirada con un toque de emoción -¿puedo verla?
-Claro, por cierto… -platinado mayor lo miró con precaución –llamé a tu hermano, viene para acá.
-¡¿Para que lo llamaste?! ¡No necesito de Inuyasha!
-Bueno, necesitan apoyo para encontrar a Naraku y además Kagome necesitará un entrenador de tiempo completo.
-Kagome no será más una agente, no después de esto.
-Pero…
-Ella se va en cuanto esté bien, si ha sobrevivido es para que se aleje de esta vida.
Y sesshomaru no dijo más, dio media vuelta y se dirigió hasta el cuarto donde estaba Kagome, la observó durmiendo, con el rostro pálido y temblando de vez en cuando, entró al lugar y tomó una de sus manos.
-¿Qué estoy haciendo? –se dijo a sí mismo - ¿por qué me preocupo así por ella? ¿por qué me duele?
Entonces escuchó su respirar con atención y luego por primera en mucho tiempo, su corazón se aceleró al escuchar una sola frase.
-Sesshomaru-kun, te quiero.
Estaba en shock, sus ojos dorados se abrieron de par en par y su cuerpo tembló por unos instantes.
-¿Me… me quiere? -titubeó –no, ella no…
Entonces el platinado menor apareció en el umbral de la puerta.
-Hermanito, me alegra que estes bien.
-No estoy para tus sarcasmos Inuyasha.
-¿Cómo está la chica?
-Mal.
-Vamos afuera.
Ambos hermanos salieron de la habitación, Sesshomaru no quería dejarla allí sin saber que lo que había escuchado era verdad, pero también tenía que hablar con su hermano.
-¡Esas malditas! –dijo Inu al escuchar lo que dicho por Bankotsu -¡pero como no!
-Tengo que encontrarlas, no puedo dejar que esto se quede impune.
-Yo cuidaré de la chica hermano, no te preocupes.
-Inuyasha yo…
-¿Te enamoraste?
El ojidorado no estaba seguro de responder, ¿Qué era el amor? Sabía que Kagome le llamaba la atención pero no creía amarla, eso no cabía en su vida.
-He amado sólo una vez y no me agradó para nada. –pensó.
-¿Sesshomaru?
-No es eso –dijo intentando desviar el tema –ella es mi compañera.
-Sea como sea, es muy bella y estoy seguro de que tiene un carácter muy interesante.
-Es única e inigualable.
-Entonces si la amas.
-No lo sé, ademas… -sus ojos dorados se confrontaron –aún si la amara renunciaría a ella, pues no merezco tal chica y no quiero que tenga una vida en la que corra peligros.
-Esa… es su decisión hermano.

Todo era fuego, la joven corría para protegerse de las llamas hasta que cayó al suelo y no pudó más.
-Es mi fin, ha terminado –pensó ya sin ilusion alguna.
-No digas eso pequeña.
Una alas que no se veían, ojos dorados como el más bello oro, piel blanca y suave y un cabello plateado que caía por su espalda, Kagome creía ver un ángel que la tomaba del brazo para sacarla de allí.
-Llévame lejos…
-Tan sólo quédate conmigo.
-Sesshomaru.
Y en la realidad, los aparatos sonaron y su corazón se detuvo, perdía calor, color y vida, el verdadero platinado miraba su cuerpo y gritaba.
-¡Kagome! ¡kagome reacciona!
****************
*
*
*

Nyaaaaaa!! mi prof de derecho
es tan malo
y cruel!!! T_T
pero no puedo odiarlo!!amo su actitud!!
yo sere abogada... ojala y tenga un poko de ese caracter
XDD!!
jaja grax x el apoyo auki
y se ke lo deje peor ke el anterior
jaja ke mala soy....
XDD!!
avatar
amerika-kikio
Sacerdotisa Hanyou
Sacerdotisa Hanyou

Femenino
Cantidad de envíos : 559
Edad : 24
Localización : Un dia por aqui... otro por alla...
Fecha de inscripción : 07/11/2008

http://www.metroflog.com/inu_pau

Volver arriba Ir abajo

Re: MISION IMPOSIBLE "¡Dejame entrar en tu vida!"

Mensaje por MikoAucarod el Sáb Sep 04, 2010 11:49 pm

- Yey!! Ya salí!! =D ¿qué te pareció, Auki? ¿qué te pareció?

- Ups jajja calma, =D la verdad que muy buena tu actuación

-seee, soy el mejor - *y se va*

-Ahora sí... ¡¡¡¡CÓMO DEJAS ASÍ EL EPISODIO!!?!?!! Estaba preocupada porque pensé que el disparo había sido para Sesshomaru pero ahora con esto me dejaste más traumada!!!!!

-¡Te escuché *regresando* ¡¡¡No te importó mi actuación!!

-Claro que sí, pero Kagome!! Llorar

- ahh... bueno si es por ella está bien

-Pero si aquí estoy ._.U

-TT-TT PERO KAGOME!!!!!!

-.......

xDDD bueno ya, comprendo lo que dices, hay profes bien exigentes y todo pero uno no puede odiarlos porque precisamente eso ayuda jajaja aunque sea una lata hacer los trabajos y demás xD suerte con tu carrera!!! =D y no te preocupes, aquí esperamos la actualización ^^

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
avatar
MikoAucarod

Sacerdotisa - Administradora
Sacerdotisa - Administradora

Femenino
Cantidad de envíos : 3785
Edad : 28
Localización : Nuevo León, México
Fecha de inscripción : 04/11/2008

http://lcdsei.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

CAPITULO 10

Mensaje por amerika-kikio el Dom Dic 05, 2010 8:08 pm

****MISION IMPOSIBLE***


CAP 10.

Sesshomaru no sabía que hacer, corrió por los pasillos en busca de Sango mientras que Inuyasha intentaba leer las máquinas, tenía vagos conocimientos pero eso era mejor que nada, para cuando Sango apareció, Inuyasha ya estaba dandole descargas a la chica.
-¿Qué pasa?
-No lo sé, ha dejado de respirar y no reacciona, no tiene pulso, ¡tenemos que hacer algo!
El platinado mayor estaba congelado en el umbral de la puerta, su cuerpo no se podía mover, su mente daba vueltas y vueltas en torno a su imaginación, no tenía mucho tiempo pero…
-¿Qué haría si no la veo sonreír? Si ese maldito entusiasmo y esa chispa que tiene no la siento todos los días, si no escucho sus sarcasmos, si me hace rabiar con nuestros encuentros y batallas de ingenio. ¿Cómo sería no verla más? ¿por qué duele tanto? ¿Por qué no puedo dejarla ir así nada más?

Era tan cálido, tan suave, tan reconfortante, entregarse a aquellos brazos que se abrían ante ella y la protegían era lo mejor que podía sucederle, no había temor ni dolor, al contrario, todo era perfecto.
-¿Por qué me siento mal? ¿Por qué no puedo dejar de pensar que olvido algo?
-¿Pasa algo? –la voz de aquel ser sin rostro le hablaba.
-No… es sólo que… yo creo que olvidé algo.
-¿Qué cosa?
-No sé, una persona, alguien… pero… -tocó su cabeza con frustración -no logró recordar claramente.
-¿Estás segura de que no sabes quién es?
-No recuerdo… y duele mucho.

Inuyasha y Sango estaban al límite, no sabían que más hacer para que la chica volviera en sí, Sesshomaru observaba conmocionado lo que pasaba y cuando por fin logró moverse se acercó lentamente a ella.
-Oye hermano… yo…
-NO se puede hacer mucho por ella o más bien… ya no…
-¡Claro que no! –el platinado había perdido el control -¡estamos hablando de Kagome!
-Pero Sesshomaru… -Sango observó como se acercaba a ella.
-¡Kagome! ¡kagome! ¿me oyes? ¡reacciona! ¿no decías que eras mejor que yo? ¡maldición Kagome!
Por más que la sacudiera, poco a poco su cuerpo iba perdiendo calor, sus mejillas no tenían color y su cuerpo estaba a la merced de sus movidas pues no tenía fuerza propia.
-Kagome…
Inuyasha comprendía que era momento de dejarlo solo, así era como Sesshomaru era, no podía cambiarlo y por primera vez en mucho había logrado querer a una persona que no fuera de su familia y aceptarlo.
-Sango, salgamos de aquí de todos modos no tenemos que hacer.
-Pero Inuyasha…
-Era su compañera Sango, de algún modo… Sesshomaru se siente responsable.
Sango comprendió entonces y ambos salieron de la habitación, cuando se sintió solo, Sesshomaru miró con furia el cuerpo de la joven, estaba enojado y triste al mismo tiempo.
-¿Qué ibas a superarme? ¿No me digas? –sus ojos comenzaban a cristalizarse –Mentirosa, débil, no eres más que una mocosa.

Y en la mente de la chica, su gran confusión, aquel hombre sin rostro, su voz, sus ojos, su aroma pero sin nombre.
-¿Por qué sigue doliendo? Quiero recordar… quiero recordarte.
Su voz la llamaba, le gritaba y le insultaba, pero no con desprecio; con dolor…
-Yo te extraño… quiero verte…
Y entonces lo escuchó, una melodía… un llamado.
-¡Maldición Kagome! ¡regresa!
-Es… es él... Sesshomaru-kun.

Todo volvió a sonar, pero sin ninguna anomalía, su pulso regresó, su corazón volvió a latir fuertemente, sus mejillas se colorearon y la fuerza regreso a su cuerpo.
-Kagome… -dijo el platinado al ver cómo abría sus ojos.
-Despertaste…
En ese mismo instante Sango entro anonadada a ver que pasaba.
-¡No puede ser! ¡Inuyasha llama a Miroku!
Todos comenzaron a atenderla en cuanto pudieron y lograron establecerla, Inuyasha pudo observar por unos segundos la leve sonrisa de su hermano mientras observaba los ojos de la chica brillar pero no dijo más, solo se quedó detrás de la ventana y se retiró cuando le dijeron que todo estaba bien.
-¿Sesshomaru?
-¿Qué pasa?
-Deberías estar con la chica, creí que te importaba.
-Así es, pero me estoy encargando de otro asunto.
-¿Iras por Naraku?
-Es el plan, aunque primero me encargaré de Kagura y de Kikyo, no les perdonare su cinismo.
-Hermano… deberías estar con Kagome.
-No, está viva por un milagro y como dije antes... no dejaré que siga involucrada en esta vida.
-Estuve viendo su historial hermano y tal parece que esto a lo que tu llamas “error” es lo único que le llena la existencia, ama su profesión y es ella quién debe decidir si la deja o continúa con ella.
-No lo hará, no la dejaré…
-¡Seshomaru! –Miroku apareció de la nada –Kagome pide verte…
-En un segundo.

Kagome estaba confundida, sabía que él la había llamado, que era por él por quién estaba de vuelta pero no comprendía por qué no estaba allí en esos momentos, lo vio al abrir sus ojos pero no después de todo lo demás.
-¿Kagome?
Era la voz del platinado, su corazón se volvió loco y comenzó a latir con mucha fuerza; sentía nervios y no sabía la razón.
-Pasa…
-¿Estas mejor? ¿cómo te sientes?
-Viva… o al menos eso intento –la chica sonrío dulcemente.
-Eso es bueno, me agrada.
-Yo… me pareció escuchar que me llamabas mientras estaba inconsciente.
-Si algo así, estaba… -el platinado no pudo sostenerle la mirada esta vez –estaba… regañando a cierta mocosa descuidada por ser tan débil.
-¡Oye! Yo no…
-Lo sé…
Sesshomaru se inclinó hacia ella, y la miró con toda su atención…
-Realmente es bella y aún así yo… ¿sere tan egoísta como para retenerla aquí?
Entonces Kagome comenzó a toser un poco y Sesshomaru observó las marcas que había en uno de sus brazos, no serían permanentes pero para él sí.
-Kagome yo tenía que decirte algo…
-¿Qué cosa?
-En cuanto te recuperes y vuelvas a estar mejor yo… -sus manos se hicieron puños y los apretó con fuerza.
-¿Qué pasa? ¿Por qué muestra esa frustración e impotencia?
-Kagome yo…
-Dilo… -su mente daba vueltas –Jamás le importe realmente… ¿es eso?
-Kagome quiero que te vayas de la agencia y no vuelvas.
Su corazón se detuvo, su rostro palideció y una lágrima se asomo por sus ojos…
-Lo sabía… Sesshomaru…¡te odio!
avatar
amerika-kikio
Sacerdotisa Hanyou
Sacerdotisa Hanyou

Femenino
Cantidad de envíos : 559
Edad : 24
Localización : Un dia por aqui... otro por alla...
Fecha de inscripción : 07/11/2008

http://www.metroflog.com/inu_pau

Volver arriba Ir abajo

CAPITULO 11

Mensaje por amerika-kikio el Dom Dic 05, 2010 8:12 pm

***MISION IMPOSIBLE***


CAP 11.

-¿Es por que no soy lo suficientemente fuerte como para estar a tu nivel?
-¿Qué?
-¿Es eso no?
-¡Claro que no! –los ojos dorados de Sesshomaru estaba fuera de órbita -¡Kagome casi mueres! No… ¡moriste! De milagro regresaste a la vida.
-¿Y no quieres una carga como yo, no?
-Kagome…no entiendes nada.
-¿Realmente soy tan mala para ti?
Esa última frase fue la que lo tomó por sorpresa, le dolió saber que la chica no se consideraba a su altura, que se sentía siempre a su sombra, él no pensaba eso, la consideraba fuerte, increíble, astuta…
-Única e inigualable…
-¡Sesshomaru!
Cuando giró su cara para verla Kagome lo golpeó con toda sus fuerzas, que no eran muchas pero si lo suficiente cómo para shockearlo.
-¡Te odio!
-Kagome…
-¡Lárgate de aquí!
El joven no dijo más, dio media vuelta y se marchó, con un aura sombría y sin ánimo alguno, esa confrontación le dio más coraje para ir y acabar con aquel villano al que detestaba tanto por hacerle su vida tan complicada.
-Ese maldito…lo voy a acabar, suplicará no haber nacido en cuanto sienta el dolor que le causaré…
Sesshomaru tomó unas cuantas armas y salió rumbo a una de las tantas mansiones que seguramente tenía aquel nefasto ser, pero que no había logrado encontrar más que esa y hacia allí se dirigía.

Kagome lloraba, por decepción por tristeza y por que lo quería…
-Es injusto, cruel… yo pensé que él quería que estuviera con él y en cambio…
Entonces una nueva voz apareció en el umbral de la puerta.
-¿Puedo pasar?
-¿Tú quién eres? –los ojos de ambos se miraron por primera vez y se conectaron –es tan parecido y diferente a la vez.
-Me llamo Inuyasha y soy el hermano menor de Sesshomaru.
-Ya veo…
-¿por qué llorabas?
-Por que tu hermano es un idiota… -Kagome se dio cuenta de sus palabras –quiero decir… bueno él…
-Sí, Sesshomaru es un idiota –el ojidorado le dedicó una de sus más bellas y sinceras sonrisas –si no lo fuera, entonces no quedaría nada de él ¿no crees?
-Si, eso supongo.
-Así esta mejor, tus ojos no se llevan con lágrimas, más bien combinan con tu sonrisa.
-Gracias…
La joven sintió como un calor la inundaba y le agradaba, aquel chico era tan diferente a su hermano y la hacía reír, la hacía sentir bien.
-¿Y bien? ¿me dirás por que llorabas?
-Bueno es que… -lo dudó por unos instantes pero al ver sus ojos nuevamente lo dijo .yo pensé que Sesshomaru realmente me tomaba en cuenta y que me quería a su lado sin embargo…
-Te pidió que te marcharas.
-Si… pero…
-Él me dijo que te pediría eso, ¿tienes una idea del por que?
-Por que no soy tan buena como él.
-No, respuesta errónea –entonces el joven puso cara de indignación -¿no eras tu toda una super genio? Creí que eres una lee mentes.
-psicoanalista, se dice y sí lo soy…
-Entonces ¿por qué no sabes la razón correcta?
-Bueno… no se me ocurre nada más.
-Lo hizo por la misma razón por la que tú quieres estar a su lado.
-¿Qué?
-Por que te quiere…
Kagome se quedó totalmente asombrada con eso, jamas pensó algo así y ni siquiera le pasó por la mente.
-Estas mintiendo.
-Tú le importas, si no fuera así… él no estaría rumbo a la mansión de Naraku para golpearlo y matarlo a golpes en este momento.
-¿Qué él que?
-Piensalo chica, mi hermano no suele hacer eso por nadie a menos que le interese.
-El…
-Bueno, te veo luego en el entrenamiento.
-¿Entrenamiento?
-Si, te ayudare con la defensa física y otras cosas, después de todo… no creo que alguien como tú se vaya a ir nada más por que el príncipe de hielo lo ordena.
-En eso si tienes razon.
-Entonces descansa un poco, no habrá problema alguno si duermes unas horas más, ya luego iremos por ese necio.
Kagome observó como el ojidora salía por la puerta tranquilamente y se puso a pensar, Inuyasha había resultado todo lo contrario a su hermano, tan gentil y atento, tan sincero al hablar y su presencia le brindaba cierta calidez desconocida.
-Si tan sólo así fuera Sesshomaru –y recordo las palabras de Inuyasha.
-“Mi hermano te quiere”
-¿Quererme a mi? ¿Cuándo pasó? ¿Y por qué Inuyasha se dio cuenta de que el me quiere? No tiene sentido, me trata mal, me menosprecia y me corre, alguien así no es capaz de querer como su hermano dice.

Era un mar inmenso de dolor, su pecho le quemaba y si no fuera por que estaba a punto de tener una batalla, en esos momentos estaría golpeando lo que pudiera para quitarse esa desesperación.
-Tengo que pensar con claridad –se decía si mismo –no puedo… no puedo confundirme.
Sesshomaru llevaba media hora conduciendo pero el camino se le hacia eterno, cuando por fin llegó a la mansión no se sorprendió al ver quienes estaban en la puerta.
-Hola Sesshomaru…
-No me esperaba más que esto… Kagura.
-¿No me extrañas?
-¿quién yo? Por favor… no digas tonterías, hace tanto que te olvidé.
-Recuerdo que no te fue fácil…
-También eso pensé que yo, pero ya ves… ahora quiero matarte.
Kagura era alta y delgada, siempre llevaba el cabello recogido y adornado con un tocado de plumas, sus ojos escarlata brillaban con malicia y como las mujeres de época, siempre llevaba un abanico cerca del rostro.
-Esa no es manera de hablarle a una dama.
-Te tengo noticias, tú no eres una dama.
Sesshomaru tomó una espada y se avalanzó contra ella, sin embargo Kagura era una especialista de los objetos filosos, su abanico contenía navajas incrustadas que volaban al agitarlo y eso dificultaba el ataque del platinado.

Mientras Kagome, se despertaba nuevamente y al sentir mejor, comenzó a levantarse con dificultad pero ya lo hacía.
-¿Kagome? –Inuyasha entraba en la abitación.
-Pasa, creo que ya puedo caminar.
-Eso es bueno, por que tenemos que irnos ya.
-¿A dónde?
-Por Sesshomaru, lo hemos localizado y necesitamos ayudarlo, Naraku es un tramposo y te aseguro que no descansará hasta verlo destrozado.
-Inuyasha….
-Dime…
-¿Crees que él… quiera dejarme a su lado?
-Eso depende de que tan terca seas…
Kagome sonrío y se levantó con ánimo, estaba segura de que en media hora aprendería lo necesario para poder defenderse sola.
-Sesshomaru, no te escaparás tan fácilmente de mi.

avatar
amerika-kikio
Sacerdotisa Hanyou
Sacerdotisa Hanyou

Femenino
Cantidad de envíos : 559
Edad : 24
Localización : Un dia por aqui... otro por alla...
Fecha de inscripción : 07/11/2008

http://www.metroflog.com/inu_pau

Volver arriba Ir abajo

AKI TOY!!!

Mensaje por amerika-kikio el Dom Dic 05, 2010 8:15 pm

SOY UNA MANIFESTACION!!
naaaa sigo viva
sigo viva...
es ke no habia podido venir...ya lo habia mencionado
estoy a solo un semestre de entrar a la uni y
me siento presionada.... ademas tengo ke estudiar
y la escuela cada vez es mas y mas pesada
pero sobrevivo... en fin...
ke les puedo decir...
pues auki te extraño!!!
de verdd!!!! extraño las locuras ke haciamos!!!
bueeeno antes de ke llore
te dejo aki los caps
no me mates... y si tienes dudas luego te las aclaro
estoy escribiendo otro libro y pues a veces me vuelvo loka
ja
extraño todo....
a todos los del foro... aunke creo ke ya ni me recuerdan de mi...
aaaaaa bueeeno antes de ke me ponga sentimental
me voy...
cuidate auki
tkmm!!
bye
avatar
amerika-kikio
Sacerdotisa Hanyou
Sacerdotisa Hanyou

Femenino
Cantidad de envíos : 559
Edad : 24
Localización : Un dia por aqui... otro por alla...
Fecha de inscripción : 07/11/2008

http://www.metroflog.com/inu_pau

Volver arriba Ir abajo

Re: MISION IMPOSIBLE "¡Dejame entrar en tu vida!"

Mensaje por MikoAucarod el Lun Dic 06, 2010 9:53 am

No te mato, Amerika!!! ='D fue muy buen episodio (episodios más bien jejeje) y no te sientas presionada!!! ^^ claro que te queremos mucho por aquí y te extrañamos, he visto que fics ya no comentan mucho, pero las muchachas aquí siguen y te tenemos un lugar especial ^^

Sin presiones, ¿va? =) buena trama, buen giro, me encantó Inuyasha ^^ y Sesshomaru es un tonto ¬¬ jaja pero por amor lo que hace =3 xDD (Que no me oiga Inuyasha jajaajaja) XD

Espero la continuación =D

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
avatar
MikoAucarod

Sacerdotisa - Administradora
Sacerdotisa - Administradora

Femenino
Cantidad de envíos : 3785
Edad : 28
Localización : Nuevo León, México
Fecha de inscripción : 04/11/2008

http://lcdsei.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

CAPITULO 12

Mensaje por amerika-kikio el Mar Dic 21, 2010 8:17 pm

***MISION IMPOSIBLE***



Era una chica única e inigualable, jamás había conocido a alguien como ella, su nivel de aprendizaje le sorprendía y no podía creer lo que sus ojos veían.
Inuyasha había entrenado a muchos agentes, de diferentes edades y con todos y cada uno de ellos se había tomado días, semanas, meses y, en algunos casos años pero Kagome… era otra historia, con ella había bastado 15 min. Para enseñarle lo básico y los otros 15 los había usado para llegar a la mansión, era una persona increíble.
-Ahora comprendo por que mi hermano se fijó en esta chica.
Se decía a si mismo, sabía que tendría que entrenar mucho más con Kagome pero para saber cosas básicas en tan poco tiempo era digna de admirar.
Ambos iban consientes de que acudir a ese lugar era peligroso pero también tenía a ayudar a Sesshomaru, cuando llegaron pudieron ver su automóvil y también…
-Es sangre y estoy seguro de que es de Sesshomaru.
-¿Qué habrá pasado aquí afuera? –le dijo Kagome obviamente preocupada.
-El primer ataque, esos malditos tramposos.
-Entremos…
Inuyasha y Kagome caminaban cautelosamente entre los pasillos del lugar, olía a incienso, sus pasos apenas y se escuchaban pero aún así ambos temía ser descubiertos; iban siguiendo un rastro de sangre hasta que Kagura se apareció.
-Inuyasha querido, ¿Qué tal?
-Kagura –la voz de Inuyasha sonaba como un gruñido del odio que ella le hacía sentir.
-¿Dónde está Sesshomaru? –Kagome estaba preocupada –Con la cantidad de sangre que ha perdido y las heridas previas, Seshomaru no resistirá mucho tiempo.
-¿Nueva adquisición Inuyasha?
-Claro que no, ella es compañera de mi hermano, lamento informarte.
-¡¿Qué?!
Kagura siempre había mantenido un ojo puesto sobre el platinado mayor, sabía que desde su huida de la agencia Shikon él nunca aceptado a ninguna compañera y eso era por que su recuero estaba presente, a su lado, como si ella jamás se hubiera ido.
-Y si esta chica ahora con él es por que… ¡no! –Se decía –Él es mío, jamás podrá olvidarme.
-¿Qué le pasa? –Kagome estaba impacientándose -¡Responde!
-Preocupense por ustedes.
Kagura lanzó su primer ataque, Kagome apenas había podido esquivarlo e Inuyasha pudo percibir que el ataque era más para la chica que para él.
-¿Enojada Kagura? No eres la única mujer en el mundo, ya era tiempo.
-¡Él no puede tener otra compañera! Sesshomaru es sólo mío.
Kagome se paralizó al escuchar las palabras de la otra chica, eso quería decir que Sesshomaru ya había tenido una relación con Kagura y…
-¿Por eso él no confía en nadie? Sesshomaru… algo te debieron haber hecho.
-¡Kagome!
-¡Maldición! –kagome estaba distraída, no se imaginaba a su adorado platinado al lado de la oji-escarlata, no podía creerlo y eso le causaba dificultades en la pelea.
-¡Kagome atención! Después hablaras con mi hermano…
-Lo se, gracias Inuyasha.
-No te preocupes chica, no tienes nada que saber ya que aquí será tu final.
-No lo creo…
Kagome sonrío y sacó una de sus espadas, la lanzó contra la joven y se apresuró a acercarse, inmediatamente de que la espada se clavó en la pared ella se paró en la cuchilla y golpeo directo a Kagura (si alguien vio Piratas del Caribe, en la uno casi al final Jack Sparrow se para en una espada XD! Pero su situación era otra je)
-¡Insolente! –kagura t9omo su abanico -¡cuchillas!
-Esto va para largo, ¡Inuyasha!
-¡Acabemos con ella! –y ambos se prepararon para atacar.

A unos metro de allí, el platinado estaba despertando, Kagura le había dado una gran pelea pero él estaba muy herido y al sangrar se había debilitado aún más.
-Maldición… es un desperdicio.
Se encontraba en una de las habitaciones descansando un poco, su respiración era entrecortada pero estaba bien, necesitaba verle la cara a Naraku, golpearlo por manipular tan cruelmente las vidas de otros y por..
-Por obligarme a alejarla de mi lado….
Estaba tan absorto en sus pensamiento que no escuchó los pasos firmes de quien se le acercaba.
-Hola Sesshomaru…
-¿Hakudoshi? –le dijo sonriendo –que estes aquí es por que Naraku no debe andar lejos…
-Mi padre está descansando, no sé como diste con este lugar pero a él no le agradará si se entera que alguien interrumpe su reposo.
-No me importa, he venido a matarlos a todos…
-¿Entonces por que no comenzaste con Kagura?
Hakudoshi había dado en el clavo, sabía que la traición de Kagura aún le dolía aunque aparentaba indiferencia, matarla le iba a resultar difícil.
-Eso no es tu incumbencia, con ella me quiero tomar mi tiempo…
-¿No sera que aún sientes algo por ella? –Le dijo burlándose.
-¡No digas estupideces!
Acto seguido el ojidorado sacó una pistola y dio algunos disparos pero el chico lograba esquivarlos con agilidad.
-Tan agresivo como siempre Sesshomaru, no me sorprende que es asea la razón por la que te dejaron.
-Ese no es asunto tuyo….
-Vamos Sesshomaru, ya no es una novedad… SIEMPRE terminas solo…
-¿Qué has dicho?
-Primero tu madre, luego Sachiko, después te enamoras de la novia de tu hermano y terminas con Kagura pero ella te deja… ¿triste no?
-No sé de que me hablas…
El platinado siguió con los disparos una y otra vez pero no conseguía atinarle, entre la agilidad de Hakudoshi y su perturbación, sus ataques no funcionaban como debiera.
-Este infeliz se la ha pasado investigandome, maldición… mientras no sepa de Kagome…
Justo cuando iba a cambiar el cartucho, sintió un piquete en el cuello…
-Maldita sea…
Sesshomaru sintió como las fuerzas se le iban, una niña albina estaba parada detrás de él y le había inyectado un sedante, cayó al piso justo cuando escuchaba como ella decía….
-Inuyasha vino acompañado de una chica llamado Kagome….
-Así que la chica apareció… Avisa a Naraku, le fascinará haberla encontrado….
-¿Kagome?

Kagura atacaba constantemente, Kagome no sabía de donde sacaba tantas navajas para lanzar, estaba sumamente preocupada por Sesshomaru y su paciencia estaba al límite.
-No lo entiendo, una chica como tú no puede ser su compañera, eres débil
-¡No me subestimes!
Kagome sintió esa frase con tono despectivo como un impulso para poder atacar con más energía, se lanzó directamente hacia ella y logró acertarle un golpe directo en la cara, seguido le dio un corte superficial en la mejilla con una pequeña daga y luego se giró para darle otro golpe pero una alarbarda se lo impidió.
-Cuidado Kagome –Inuyasha se ponía a su lado -¿de donde vino eso?
-No lo sé.
-Tu pelea es aquí Inuyasha –Hakudoshi estaba frente suyo –deja a las chicas con sus cosas.
Kagura tomó la espada de Kagome y le cortó cerca de la rodilla, la chica flaqueó y la miro con odio, esta vez lo pagaría.
-Ahora que nadie nos estorba, podré divertirme contigo –le dijo la oji – escarlata.
-Comencemos.
Hakudoshi e Inuyasha mantenía un combate cuerpo a cuerpo, ambos eran rápidos y fuertes, sin embargo el platinado ya estaba algo cansado.
Kagome sentía el dolor del corte en la pierna, pero sabía que algo andaba mal.
-Dime Kagome –Kagura le lenzaba otro ataque -¿Cómo es posible que te haya aceptado a su lado?
-No lo hizo, sólo hasta que le demostré que podía estar a su altura.
-No lo estás, si así lo fuera yo ya estuviera muerta –sonrió –pero eres débil…
-¡Callate! –la chica se enfureció -¡no sabes nada!
-Sé que si Sesshomaru se portó bien contigo es por quería “otra cosa”
-¡Baka!
La chica le dio un disparo certero en la pierna izquierda y otro en le brazo derecho, tomó su espada de la pared y la clavo en su costado, Kagome estaba furiosa.
-No vuelvas a insultarme así y mucho menos a decir cosas que no sabes, lo único que sé es que me tienes celos, por que ahora YO trabajo a su lado.
Inmediatamente después Inuyasha había logrado dejar incosiente a Hakudoshi, ambos se miraron sonriendo y avanzaron al salón principal, donde les aguardaba otra sorpresa.
-¡Sesshomaru! _gritó Kagome, y una voz resonó en el lugar….
-Hola Kagome…
-¿Quién eres tú?



*****************
*
*
*
*
*
A jajajaja ya volvi...
muchas gracias Auki por tu respuessta
y aki me tienes de nuevo
con uno solo jejeje pero es algo...
en fin.. ya estoy de vacaciones
y escente todas mis materias
soy una matada XDD!!
me encanta como luce el foro SEEE!!
feliz años a todos y pues tambien
feliz navidad!!!
los kiero!!
me retiro
cuidate
bye
avatar
amerika-kikio
Sacerdotisa Hanyou
Sacerdotisa Hanyou

Femenino
Cantidad de envíos : 559
Edad : 24
Localización : Un dia por aqui... otro por alla...
Fecha de inscripción : 07/11/2008

http://www.metroflog.com/inu_pau

Volver arriba Ir abajo

Re: MISION IMPOSIBLE "¡Dejame entrar en tu vida!"

Mensaje por MikoAucarod el Miér Dic 22, 2010 12:15 pm

Muy feliz navidad para tí también Amerika!! =D muy bueno el episodio, con toda la acción y eso ;___; pero Sesshomaru! sniff... aww pues muchas felicidades por excentar tus materias ^^ que disfrutes de tus vacaciones y espero nos leamos pronto! =D

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
avatar
MikoAucarod

Sacerdotisa - Administradora
Sacerdotisa - Administradora

Femenino
Cantidad de envíos : 3785
Edad : 28
Localización : Nuevo León, México
Fecha de inscripción : 04/11/2008

http://lcdsei.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: MISION IMPOSIBLE "¡Dejame entrar en tu vida!"

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.